Estado y H1N1

Luego que Venezuela al igual que 124 países sufrieron en 2009 la pandemiaque además apareció ese mismo año una vacuna para prevenirla, se debió haber tomado medidas para impedir que reapareciera. Esa labor no se realizó.

 

 

 

En medio de la grave crisis que se vive en el sector salud reapareció la gripe Influenza A (H1N1). Los casos se incrementan día a día y con ello aumenta la preocupación en las familias venezolanas.

Realizando un seguimiento riguroso a la informaciones aportadas por el Ejecutivo Nacional, consultando información suministrada por la Organización Panamericana de la Salud y escuchando a reconocidos epidemiológicos del país, no hay duda que la situación de emergencia que hoy tenemos es responsabilidad del gobierno nacional.

Luego que Venezuela al igual que 124 países en el mundo sufrieron en 2009 la pandemia de la AH1N1 y que además apareció ese mismo año una vacuna para prevenirla, se debió haber tomado medidas para impedir al máximo que reapareciera.

Esa labor no se realizó. Según la OPS sólo Haití, República Dominicana, Jamaica y Venezuela no cumplieron con el proceso de vacunación masiva del Plan Continental de Control de la Influenza A.

Desde que apareció la vacuna ha quedado demostrado que la medida más efectiva para evitar dicha gripe es vacunar a la población. En la página web de la OPS se informa que Venezuela a marzo de 2010 sólo había adquirido 500.000 vacunas mediante el llamado Fondo Rotatorio de esa organización.

Es posible que por otra vía se hayan adquirido más. Lo cierto es que el proceso de vacunación no se realizó a tiempo y en la cantidad requerida violentando el derecho a la salud de la población.

Y la ausencia de esa campaña efectiva de vacunación durante el 2010 permitió que una gran cantidad de personas permanecieran susceptibles a la enfermedad.

Se anuncia ahora un proceso masivo de vacunación y la interrogante es si existe en el país la cantidad suficiente de vacunas para cubrir como mínimo a la población de alto riesgo. Esa población, han calculado los epidemiólogos, es de aproximadamente 7 millones de personas.

El Plan Nacional de Vacunación contra la gripe AH1N1 diseñado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) no cuantifica la meta de población a ser vacunada, ni la meta de cobertura a alcanzar.

La situación hoy presente, para que sea abordada de manera eficaz, debe asumirse como un problema de Estado. No es sólo una responsabilidad del Ejecutivo Nacional, compromete a gobernadores y alcaldes y a todos los poderes públicos. Requiere una efectiva coordinación inter-institucional.

La ministra Eugenia Sader debería convocar una amplia reunión con diversos sectores para explicar el Plan, escuchar observaciones y recomendaciones y aupar un accionar concertado.

Los gremios del país, todos, y los Consejos Comunales pueden contribuir a promover las medidas preventivas. Es fundamental que los medios de información privados, pero principalmente los públicos intensifiquen la labor de educación en cuanto a las medidas preventivas.

Se requiere una política comunicacional que no genere zozobra. Todas y todos acatemos las recomendaciones de los entes públicos y especialistas. Recomendamos consultar la página web http://www.rscmv.org.ve/

Así lo reseña, Marino Alvarado/Coordinador Provea/Tal Cual

 

Anuncios

Acerca de Yuly & Oswaldo Godoy

Venezolanos que estamos en contra de la revolución socialista que dirige Hugo Chavez en Venezuela. No a la violación de Derechos Humanos N
Esta entrada fue publicada en Gobierno Terrorista, Pais Quebrado. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s