Se complica el panorama

El nuevo petróleo amenaza el mercado venezolano, y los mayores consumidores mundiales, Estados Unidos y China, encontraron las mayores reservas de esquistos. EEUU anunció que en otros 32 países hay petróleo, incluyendo 10 países europeos que son importadores netos.

La revolución que ha causado el petróleo de esquistos, o nuevo petróleo para algunos, es que tiene un impacto similar al que tuvo el petróleo cuando desplazó al carbón, como la energía más importante del planeta.

Al margen de cualquier especulación hacia el futuro, el Departamento de Administración de Energía de Estados Unidos (DOE) solicitó a consultores técnicos y geólogos, examinar 48 cuencas de gas de 32 países, donde hay indicios de la presencia de crudos de esquistos, considerando la existencia recuperable de 6.000 billones de pies cúbicos de gas.

En la lista aparecen 9 países europeos importadores netos de petróleo, y señalan las cuencas donde presumiblemente hay petróleo de esquistos. La lista la encabeza Polonia, donde indican que son las más “recuperables” del viejo continente. Imaginen, campos petroleros cerca de París y al norte de Alemania. El DOE menciona a Gran Bretaña, Francia, España, Portugal, Alemania, Austria, Irlanda, Hungría y Rumania, que en el futuro podrán autoabastecer de petróleo.

La abundante producción de gas de esquistos ha derribado los precios del gas natural, y China ha contratado a Royal Dutch Shell, para la explotación de crudos de esquistos. El gobierno de Beijing acaba de concluir una licitación internacional donde participaron 83 empresas, la mayoría extranjeras, buscando contrato para perforar el territorio chino.

China anunció al culminar la licitación a finales de noviembre que autorizaría la participación de empresas internacionales en las actividades de mid-stream, y fijó un subsidio de 6 centavos de dólar por la explotación de l metro cúbico de gas producido.

El nuevo petróleo no convencional de esquisto, a mediano y largo plazo, presumen que eliminará la dependencia estratégica de los países de Occidente del petróleo del Medio Oriente, y en menos grado de Venezuela y Canadá, que eran los reservorios de hidrocarburos que le seguían en importancia. Pdvsa tendrá que revisar su estrategia. Aplicando el juicio del pintor Pablo Picasso, nadie descubre nada, simplemente se “encuentra”.

La manera de extraer el petróleo es lo que ha cambiado. La revolución que ha causado el nuevo petróleo, es la “fractura hidráulica”, un método de perforación que va directo a la roca madre y le extrae mayores volúmenes de hidrocarburos y en menos tiempo. La mayoría de ese petróleo es liviano y tiene mayor valor en el mercado, porque puede procesarse en las refinerías más simples.

Los significados inmediatos son que Estados Unidos, desde principios de los años 1970 en adelante, empezó a importar hidrocarburos y hace una década consumía el 25 por ciento del petróleo mundial que se extraía. Ahora se ha convertido en el principal exportador de derivados del petróleo.

Desde el 2003 hasta la fecha, Estados Unidos ha incrementado su producción 4.5 millones de barriles diarios, apoyado de los crudos de esquistos y los convencionales. Hay dos interesantes coincidencias. China y Estados Unidos, son dependientes del petróleo extranjero del Medio Oriente, Venezuela y Canadá. Estados Unidos, el mayor consumidor mundial importa casi 11 millones de barriles diarios y China compra en el exterior 8.1 millones de barriles diarios.

Pero China y Estados Unidos son también los dos países con mayores reservas de petróleo de esquistos, y la tecnología para desarrollarlo con la “fractura hidráulica”, ya está descubierta. No será de inmediato, pero ambas potencias aspiran quitarse el peso de la voluminosa factura petrolera, que para Estados Unidos es de 330.000 millones de dólares anuales.

La factura de China se desconoce Los expertos consideran que el primer paso sería sustituir la gasolina por el gas en el transporte. El segundo eliminar el carbón como combustible para las plantas eléctricas por el gas. El precio del gas, que registró un boom en la década pasada, pelea por mantenerse en 3 dólares el millón de BTU.

Algunos expertos consideran que el precio del gas muy bajo, puede influir en los precios del petróleo, pero no a precios irrisorios, porque los barriles que extraen del Golfo de México, los campos pre-sal de Brasil y los crudos sintéticos.

Así lo reseña, JOSÉ SUÁREZ NÚÑEZ/Tal Cual.

Acerca de Yuly & Oswaldo Godoy

Venezolanos que estamos en contra de la revolución socialista que dirige Hugo Chavez en Venezuela. No a la violación de Derechos Humanos N
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s